La Plataforma del Voluntariado de Mérida renueva su Junta Directiva tras la marcha de Lola Dorado de la presidencia.

La Plataforma del Voluntariado de Mérida (PVM) renueva su Junta de Directiva, que estará presidida por la periodista Marisol Pérez Cabrera,

tras la marcha de Lola Dorado de la presidencia, un puesto que ha ocupado durante los más de veinte años de existencia de la entidad y que abandona para centrarse en la Asociación de Afectados por ELA.

El nuevo equipo está integrado por once personas procedentes del voluntariado, tiene una edad media de 47 años y en él hay una presencia equilibrada de mujeres y hombres en representación de los diferentes sectores sociales que conforman las 54 entidades que forman parte de la PVM.

Con un espíritu de continuidad y al mismo tiempo de avance e incorporación de nuevas ideas sobre el trabajo realizado hasta ahora por la Plataforma, quienes integran la nueva Junta Directiva son personas comprometidas con la acción voluntaria y el movimiento asociativo emeritense. Un compromiso que es parte del impulso que las ha llevado a estar en la dirección de una entidad en la que creen y cuya existencia consideran necesaria.

La nueva Junta, elegida por unanimidad en la asamblea celebrada ayer, está integrada por David Tobaja Márquez, como vicepresidente; Paco Guerrero Moreno, como secretario, y por Rocío Jiménez Sánchez, en el puesto de tesorera. Como vocales están Juana Galán García, Esther García Vázquez, Francisco Parras Ávalos, Josefa Pérez Barrera, Soraya Sánchez Macho, Javier Segura Romero y Teresa Vela Lázaro.

septiembre 21, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *